Qué Hacer en La Laguna de los Siete Colores

Qué Hacer en La Laguna de los Siete Colores

August 10, 2018 2 By adivinadondeando

Bacalar es un pueblo mágico ubicado en Quintana Roo, México, a 40 kilómetros al sur de Chetumal. Para llegar a este pueblo paradisíaco, puedes tomar un avión a Chetumal y después tomar un autobús que te lleva directamente a Bacalar en 40 minutos y el boleto tiene un costo de $80 MXN.

A pesar de contar con bastantes lugares increíbles, Bacalar es un destino no muy conocido. Es por eso que te diré todo lo que hay que hacer en este pueblo mágico y por qué es una parada obligatoria en tu viaje por Quintana Roo.

Mi visita en Bacalar fue de cinco días y cuatro noches, suficientes para conocer y disfrutar de este paraíso desconocido. Así que puedes tener en cuenta esta información para poder decidir en la longitud de tu estadía.

Comencemos…

Laguna de Bacalar

Si por algo se distingue Bacalar, es por su laguna de los siete colores. Probablemente  estés pensando: “en realidad son siete?” Sí, son siete y van desde el azul más claro que puedas imaginar hasta un azul oscuro.

Puedes alcanzar a ver la laguna desde el zócalo de Bacalar y ver un gran contraste entre el azul claro y el azul oscuro, lo cual te deja sin palabras. Esta gran diferencia de color es debido a la profundidad de la laguna.

Hay bastantes accesos a la laguna, mas no todos son gratuitos. Si deseas entrar sin algún costo, te recomiendo preguntes a algún local. Estos accesos gratuitos sólo cuentan con un muelle, una palapa y bancas de madera. Ahora, si deseas tener acceso a regaderas, áreas de descanso o incluso restaurantes, puedes pagar por ingresar a alguno de estos accesos privados. El precio puede variar. Algunas áreas recreativas cobran aproximadamente $50 MXN y si entras por algún restaurant el precio varía dependiendo de  lo que vayas a consumir.

Para que puedas apreciar los siete colores de la laguna, te recomiendo que tomes un tour en velero debido a que esta opción es la que menor impacto ambiental genera, ya  que no utilizan motor. Así que puedes ir escuchando el sonido del agua y el viento. No  es tan económico como un tour en lancha, pero vale la pena. Además, la diferencia no es tan grande.

Los atardeceres y amaneceres en la laguna de Bacalar son imperdibles. Disfruta de ellos sentándote a la orilla del muelle, practicando yoga viendo el amanecer, descansando en una hamaca o columpiándote en un columpio de madera mientras tus pies están sumergidos en las hermosas aguas de la laguna.

Durante la temporada de verano amanece a las 6:20 am y anochece a las 7:20pm. Así que ve preparado con tu cámara que te esperan unas tomas increíbles!

 

Canal de los Piratas

Si para este punto ya quedaste sorprendido por Bacalar, cuando llegues al Canal de los Piratas vas a sorprenderte aún más.

A este punto puedes llegar en velero o lancha (tour) o si te sientes aventurero puedes realizar paddle board o incluso llegar en kayak.

El agua aquí es cien por ciento azul claro y la profundidad es mínima. Aquí puedes nadar tranquilamente, tirarte clavados desde el techo de lo que es un restaurante abandonado, pasear por el canal donde los piratas entraban a saquear el pueblo de Bacalar y hasta darte un baño de azufre!

Te recomiendo que absorbas cada detalle y cada momento en el que estés en el Canal de los Piratas. Estar ahí es indescriptible y sentirás una paz inimaginable; te va a costar trabajo creer que estás ahí, tal como me sucedió a mí.

Cocalitos

Esta es una de las paradas más completas ya que disfrutarás en un mismo lugar de la laguna, un cenote y parte de la historia del origen de la vida!

Aquí se encuentra conservada una de las primeras formas de vida y por lo tanto una de las más antiguas! Éstas son los Estromatolitos. Son microorganismos que existen desde hace millones de años y se dice que a partir de ellos se originó la vida. A pesar de que se encuentran en varias partes del mundo, Bacalar es uno de esos sitios donde los puedes conocer; Cocalitos también es considerado “Santuario de los Estromatolitos”

Es importante mencionarte que debido a la historia e importancia de estos microorganismos, hay que tener ciertas precauciones para su conservación, ya que los estromatolitos son los responsables de darle sus hermosos colores a la laguna y de mantenerla limpia. También al ingresar, te recomiendo que leas toda la información que te proporciona el lugar sobre ellos y qué debes y no  debes de hacer para preservarlos.

Además de disfrutar otra vista de la laguna y apreciar a los estromatolitos también puedes realizar snorkel en el Cenote Esmeralda. En caso de que no cuentes con tu propio equipo, el restaurante te proporciona uno cuya renta es de $50 MXN.

La entrada a Cocalitos tiene un costo de $30 MXN y puedes estar ahí el tiempo que necesites. Si gustas puedes llevar tus propios refrigerios o probar alguna comida que te ofrece el menú del restaurante que ahí se encuentra. El horario de este santuario de estromatolitos es de 7AM a 6PM.

Cenote Negro/La Bruja

Este es uno de los cenotes más impresionantes en Bacalar. Se puede llegar de varias formas. Ya sea mediante lancha/velero, caminando o en taxi. Mi recomendación es que lo hagas mediante un tour ya que te proveen de un chaleco salvavidas.

Le llaman cenote “La Bruja” porque hace muchos años vivía una curandera en el pueblo y se decía que ella tenía poderes. Su casa estaba junto al cenote y ahí vivió durante muchos años hasta que en el terreno donde ella vivía se planeó construir una escuela, lo que dejaba a la curandera sin hogar. Obviamente ella se negó a que dicha construcción se llevara a cabo, pero a los constructores no les importó y la desalojaron de su hogar. En su enojo, ella lanzó una maldición a la escuela y se dice que esta curandera fue arrojada al Cenote Negro.

Si decides entrar al cenote mediante un tour, te recomiendo que vayas viendo el color del agua ya que al entrar esta cambia bruscamente de un azul claro a un negro intenso.

Lo más increíble de este cenote es que, a diferencia de los tres cenotes que hay en Bacalar, es al único al que no se le ha podido calcular la profundidad (de ahí su otro nombre cenote “Negro”).

Nadar en este cenote es otra experiencia imperdible en tu visita por Bacalar.

Cenote Azul

Uno de los cenotes más populares de Bacalar, y por supuesto, otra parada obligatoria en tu visita.

Hay dos formas de entrar al Cenote Azul. Una de ellas, y no tan común, es tomar la Avenida 7 y a tu lado derecho encontrarás un camino de terracería a mitad de la carretera. Ahí llegarás a una pequeña entrada al cenote.

La segunda opción, y la más conocida, es ingresar por el restaurante ecoturístico “Cenote Azul” (si tomas un taxi desde el zócalo te cobra aproximadamente $50 MXN) y el costo por ingresar es de $25 MXN. Debido a que estás pagando por ingresar, no es necesario consumir en el restaurante.

El lugar cuenta con renta de chalecos salvavidas en $50 MXN (Es importante que lleves tu identificación oficial ya que te la pedirán para rentarlo!) y puedes usarlo todo el tiempo que quieras estar en el Cenote.

El horario para ingresar al Cenote Azul por este restaurante es de 10 AM  a 6PM.

En cuanto a la primera opción, esta no es muy común debido a que no hay nada en este acceso, sólo el cenote rodeado de bastante flora. Por lo que si no te sientes muy seguro al nadar en él (la profundidad de este cenote es de 90 metros) no te recomiendo mucho esta opción. Muchos locales y algunos turistas entran al cenote por ese atajo, además de que aquí vas a apreciar un azul muy hermoso.

Ahora, en cuanto a la experiencia de nadar en este cenote, es de lo más increíble. Es un cenote abierto y está rodeado de muchísimos árboles y palmeras. También es el único que está apartado de la laguna.

Fuera del miedo que pueda llegar a dar nadar en un lugar cuya profundidad es tan grande y que alberga miles de secretos e historias de los antepasados mexicanos, es una experiencia que tienes que vivir y sobre todo disfrutar! Desde el hermoso color azul del cenote, su gran tamaño, y el reflejo de la luz del sol en la flora que ahí se encuentra. Sin duda es un recuerdo que jamás olvidarás.

 

Fuerte San Felipe

Si deseas tener una mejor vista de la Laguna de Bacalar, te recomiendo hagas un recorrido por el Fuerte de San Felipe. Es un museo donde vas a encontrar y conocer la historia de Bacalar y parte de la de Quintana Roo. También conocerás sobre la finalidad de la construcción de este fuerte, que fue para proteger al pueblo de ataques piratas, que eran muy frecuentes. Esto debido a que en Bacalar abundaba el palo de tinte. En Inglaterra era utilizado como colorante y fue tan importante que los ingleses establecieron una colonia especial para el tratamiento de este producto.

La entrada al museo es de $50 MXN por persona y tienes acceso a todo el museo además de una galería de reliquias correspondientes a la época en la cual los piratas atacaban el pueblo de Bacalar.

Vista desde el Fuerte de San Felipe

 

Isla de los Pájaros

Esta es otra parada especial y pacífica ya que es un santuario de aves. Anteriormente, los viajeros podían ingresar a esta pequeña isla, pero al hacerlo asustaban a las aves y estas no podían anidar ni descansar. Es por eso que se cerró al público. Pero no te preocupes, aun así puedes visitarla y alcanzar a admirar las aves que ahí se alojan. También puedes disfrutar de las aguas azul claro de la laguna mientras escuchas el sonido del viento, las aves y el agua.

La arena en este punto es muy pastosa y completamente blanca. La profundidad aquí es mínima así que puedes sentarte o hincarte tranquilamente mientras metes tus manos en la arena y disfrutar  de la paz y tranquilidad que ahí se respira.

 

Bacalar es el destino perfecto si buscas tranquilidad y relajación total. Te enamorarás inmediatamente de sus aguas, su gente, sus amaneceres, atardeceres y de su historia.

Sin duda, un lugar inolvidable al cual pienso volver muy pronto. Y de visitarlo, tú también querrás volver.